un, dos, tres, disfraz exprés

 

Hola, hola…

Hay una etapa en la infancia de tus hijos en la que cuatro palabras que te hacen sentir terror ¿sabes cuáles son?

Taza ……. tetera …….  cuchara ……. cucharón 

Es posible que, con suerte, ya hayas pasado la época en la que esa canción, y todo el resto de la colección, suenan en bucle en tu radio, tele, coche, móvil,…

La canta tu hijo, te pide que se las cantes,… lo sé, ya tienes los pelos de punta sólo de recordarlo ¿verdad?

¡¡¡Buhhhhhh!!!

Jejeje, vale, me he pasado. Los pobres Cantajuego no dan tanto miedo. A mi, de hecho, me han servido para recordar muchas canciones de mi infancia y les he llegado a coger cierto cariño.

Pero es que quería enseñaros el disfraz súper sencillo que hicimos a los peques en las fiestas de Septiembre, y no se me ocurría como sacar el tema…

¿Qué vas a necesitar?

  • Peto vaquero
  • Camiseta roja
  • Zapatillas rojas
  • Lazos

Así de simple. Y ellos quedarán así de adorables…

img_3693-4

Y ya que he entrado en el tema ¿me dejas que te enseñe la carroza?

Bueno, no sé si en tu pueblo, barrio o ciudad es habitual pero, por aquí, uno de los días de las fiestas de Septiembre es para la juventud, y los más pequeños (bueno, o sus papás) hacen carrozas para participar en un desfile / concurso.

Al fin pude poner a prueba mi intensivo de Art Atack del verano, y preparamos el famoso “mejunje” para hacer nuestro “auto de papá”…

Mejunje Art Attack: “mezclas agua y cola a partes iguales”. 

 

Luego, mucho cartón, mucho papel, y este fue el resultado…

 

img_3703-4

img_3732-5

img_3742-4

img_3805-4

img_3799

img_3734-5

img_3790-5

 

Y claro, no ganamos pero ¿a que nos quedó divertida?

Esther - Firma

P.D. Algún día… ¡Volveré! Mientras… puedes echarme de menos, o venir a verme  😉

 

 

 

 

Diversión magnética

Que a los niños les gustan los puzzles es un hecho y, si de alguna manera puedes evitar que las piezas estén dando vueltas por toda la casa ¡sabes que estás ante un gran juguete!

Entre los regalos de Emma de las pasadas Navidades, colé uno de esos juegos que en realidad quería yo:

Un Tangram (o tanga, como decía ella al principio)

Sí, soy de esas madres que se empeña en regalar a sus hijos juguetes clásicos y naturales, aunque ellos estén deseando recibir el que más pilas lleva.

Pues bien, buscándolo, me encontré con esta versión magnética que, en formato de libro, tiene una superficie sobre la que las piezas se adhieren y no están desperdigadas por todo el suelo.

Vale, es cierto que no juegan a todas horas, pero me gusta cuando lo cogen y comienzan a copiar las figuras propuestas (tranquilos, para los impacientes incluye también las soluciones)

De hecho, este año, no me he roto la cabeza. Para cada cumpleaños de los amigos de Emma el regalo ha sido directo: ¡tangram al canto! Confieso que suelo gustar más a los padres que a los hijos pero, estoy segura, de que a los pequeños también les encantará.

Y, como lo de este año era el imán, para los cumples de los más pequeños he optado por las versiones magnéticas de Janod.

Estas cajitas incluyen un montón de piezas para crear figuras. El nuestro es de coches, pero hay muñecas, caras divertidas, letras…

¿Conocíais esta marca?

Y, por último, os enseño el vinilo magnético que me ha enamorado:

También es de Janod, y no puedo resistirme. Lo quiero para mi. Lo de los mapas es una de esas cosas que siempre quieres tener y este me parece lo más de los más.

¿Qué te parece? Creo que disimularé diciendo que es para el cumple de Martín 😉

Esther - Firma

P.D. 8 días para el cumple de Martín…

No tendrás que enfrentarte al mundo

Casi 4 años y medio de lactancia materna


No me siento superior a nadie por esto, tan solo me parece un buen argumento para demostrar que sé de lo que hablo…

Créeme si digo que, tras más de 4 años de lactancia, he pasado por un millón de estados diferentes:

Amor, pasión, admiración, rubor, saturación, vergüenza, cansancio,…

Sin embargo, puedo decir, con toda seguridad, que nunca he sentido el rechazo ajeno.

Me ha tocado amamantar a mis hijos en innumerables situaciones y lugares diferentes.

Sí, he sido de “las que saca la teta en cualquier lado”.

Así que lo de “normalizar la lactancia” es algo que me temo hago a diario.

Pero hoy quiero decir algo a las futuras mamás:

Dar el pecho es una opción pero, si optas por ella, ¡tranquila! no tendrás que enfrentarte al mundo.

Cada día veo comentarios de apoyo a las mujeres que “dan teta”, instándolas a que no se escondan y, por supuesto, criticando a quien las reprocha por hacerlo.

Sinceramente, me parece increíble que haya lugares donde tengan derecho a echarte por hacerlo pero, lamentablemente, me he informado y existen.

Pero, como te comento, durante todo este tiempo, yo jamás me he encontrado con una situación similar.

Al margen de los lugares / países donde al parecer es “ilegal”, también hay lugares en los que se ve como algo natural.

Eso no quita para que no haya quien comente más de lo que debería, y su opinión no sea la que te apetece escuchar, pero el tiempo ayuda a hacer oídos sordos.

Y esa es la clave: el tiempo. Porque, sin duda, es el que te ayudará a relajarte.

¿O acaso crees que el primer día que te toca dar el pecho delante de más gente no da vergüenza?

 

En cualquier momento y en cualquier lugar

Yo misma he ido cambiando mi actitud desde que empecé: Primero, me iba a casa, luego me escondía, después nos tapaba,… Y poco a poco, he ido siendo capaz de normalizarlo (claro, respetando también el lugar en el que estaba)

Tú misma irás encontrando tu normalidad en la lactancia.

Pero no te voy a engañar, a pesar de toda esa normalidad, donde más tranquila lo hago es ¡en casa!

Así que si eres una futura mamá y estás planteándote la opción de dar el pecho, no sufras pensando que tendrás que ser una “ultra” de la lactancia…

También puedes hacerlo de una forma normal: La que tú decidas hacer. La que te haga sentir cómoda.

El día en que el mundo se volvió apaleable

¡Cuidado! La guerra está abierta.

No importa que tú pienses A, porque habrá quien piense que lo mejor es, sin duda, B. Incluso habrá quien crea ciegamente en la opción C, y todo lo anterior sea un enorme error.

Nos han dado alas, hemos creado nuestro mundo (virtual), y ya nos creemos dioses, con todos los derechos asociados.

Resulta que en este nuevo mundo hemos decidido que no haya leyes y, lo que es más grave, que no haya educación.

En esta nueva vida (online) buscamos reconocimiento y ¡matamos por un Like! Y resulta que a veces es tan literal que no importa “machacar” al contrario con tal de VIRALIZAR nuestros “originales comentarios“.

Yo no digo que ya no sea posible tener opinión propia, sólo digo que seamos conscientes de ponerle filtro.

Esto no es nuestro corrillo personal, o sí, pero está abierto al mundo.

Últimamente me he encontrado con situaciones que no consigo comprender

Auténticas barbaridades de todo tipo…

  • Antitaurinas: sin comentarios…. todos sabemos de qué hablamos…
  • Machistas: leer, ante un abuso, “seguro que lo estaba buscando…”

O ganas de buscar ofensa 

  • Sexismo: porque si haces cosas rosas o azules, de niñas o niños, estás estigmatizando la infancia… ¿Pero no crees que puede haber a quien sigan gustando esos colores? Y si a ti no te gustan ¿por qué no miras otras opciones?
  • Maternidad: las madres somos MUY MADRES, es cierto, pero es lo que tiene adquirir ese nuevo grado, que te absorbe. Sin embargo, no por eso, porque alabemos esa experiencia, pretendemos ofender a quien no lo es. (Por favor, perdón si alguien se ha ofendido con alguna de mis publicaciones)

Por supuesto hay muchos más ¡miles de casos a diario! Politica, religión, educación, alimentación, deportes, famosos.. nadie está a salvo

A veces les llamamos “troles” pero, sinceramente, creo que son ¡ganas de tocar las narices!

Hemos decidido publicar nuestras vidas y eso parece que permite juzgar y ser juzgado con total impunidad.

Hazte un favor y cuenta hasta 10 antes de escribir.

Te sientes atacado pero ¿seguro que hay un ataque? ¿o estás sacando las cosas de quicio?

¿Pueden dañar a alguien tus comentarios?

Siéntete libre para ser feliz, no para ofender

Esther - Firma

P.D.1 Ya sé que no es correcto, después de tanto tiempo sin publicar, venir aquí a protestar, pero es que tantas barbaridades me “repatean”, y me hacen replantearme si, realmente, merece la pena seguir en este mundo virtual.

P.D.2 La próxima publicación también está relacionada con las repercusiones de “la vida en Internet”, pero es algo que también hace tiempo que quiero escribir. Así que, desde ya, pido perdón por si os aburro con el tema.

P.D.3 La casita de las manzanas avanza, poco a poco, así que espero poder enseñaros alguna cosa pronto.