La dura vida de un paraguas

Si además de frío, el otoño nos trae lluvias… es hora de ir a buscar el paraguas.

Paraguas
¿Un paraguas con patas?

El paraguas es un objeto que genera reacciones muy diferentes entre las personas:

  • Para unos es un complemento de moda: tendrán más de diez, que combinan perfectamente con el resto de su indumentaria, puesto que han sido delicadamente elegidos.
  • Para otros, un accesorio necesario para los días de lluvia. En este caso, pueden tener uno o más, pero normalmente fruto de una compra rápida, y barata, en los chinos (a ver si adivino ¿Jani Markel?, debe de tener el monopolio del mundo de los paraguas).
  • Y por último, para no pocos, es un instrumento de tortura. Sin duda, prefieren llegar calados a tener que cargar con él.

Pero, seamos del grupo que seamos, una cosa es segura: si un día de lluvia, cuando sales del bar/tienda/oficina… ha parado de llover, tu paraguas no va a llegar a casa. Tendrás que volver a buscarlo al paragüero de la puerta.

¡Qué fácil se olvida un paraguas!

Así que hoy, en homenaje a ellos, os propongo un vídeo con el que recordar que un día fuisteis felices aprendiendo a usar vuestro primer paraguas.

¿Habéis encontrado ya el vuestro?

;0)

Anuncios

Es tu turno ¿te apetece contarme algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s