¡Fotos No!

Hoy quiero hablar de fotografía.

Es algo que me ha atraído desde hace mucho tiempo, principalmente estar detrás de la cámara (salir en la foto me cuesta bastante más).

Me llamaban la atención esas cámaras tan profesionales, que hacen fotos maravillosas, con imágenes preciosas, paisajes idílicos y, sobre todo, las dulces fotos de los más pequeños, siempre llenas de ternura y ambientes de ensueño ¿recordáis las imágenes de Anne Geddes?

Girasoles de Anne Geddes

El caso es que nació Emma. Creo recordar que tenía la cámara siempre cerca porque cada gesto que hacía me parecía digno de ser recordado. Así que tenemos una barbaridad de fotos de ella.

El problema: la mayoría de ellas deja bastante que desear… A ver, hay de todo, y es un placer verlas cada vez que cae el álbum en nuestras manos. Pero, sin duda se pueden mejorar.

Fue por Septiembre del año pasado, cuando apareció en mi ordenador un curso de fotografía online (curso online, una de mis adicciones). Era un taller de Eva Ruiz, de La Bicicleta Vermella, y presentaba sus cursos de fotografía y edición para principiantes. No lo dudé ni un segundo. El precio me pareció razonable y me apunté.

La Bicicleta Vermella, de Eva Ruiz

Fueron cuatro semanas intensas de cámara y ordenador, pero que cada vez eran más adictivas. Sacaba ratos de donde podía (Es lo que más me gusta del mundo online, está a tu disposición 24 horas al día, 7 días a la semana).

Poco a poco, fui aprendiendo nuevos términos, técnicas, cogiendo ideas del resto de mis compañeros,… La experiencia me gustó tanto que continué con el resto de cursos que ofrecía entonces.

Y vosotros diréis, pues mucho curso, pero las fotos del blog son bastante… “malas y cutres”. Pues sí, y ese será uno de los objetivos del 2014. Espero poder llenar el blog con mejores imágenes, y empezar con alguno de los muchos proyectos fotográficos que tengo pendientes (suena muy profesional, ¿verdad?).

Las fotos hasta ahora están hechas con el móvil, casi siempre con mala luz, deprisa y corriendo, y con una modelo que no para quieta. Gracias a los filtros parecen algo más.

Eso sí, para ello tendré que conseguir que la princesa que me acompaña en este proyecto ponga un poco de su parte, dejándome tiempo libre y permitiéndome llevar la cámara con nosotras.

Y es que, desde hace tiempo, cada vez que saco la cámara se escucha “No, no, no, mami no”, y mami vuelve a esconder la cámara. Me toca aprender mejor la técnica del “robado”.

Eso, o me tocará salir a mi en las fotos, porque ella también está descubriendo lo interesante que puede resultar una cámara desde el otro lado:

Fotos no
Si cojo esto por aquí…
Fotos no
Mejor miro por este otro lado
Fotos no
Le doy a este botón…
Fotos no
O mejor a este otro…

¿Quién hará ahora las fotos a quién?

Si estáis pensando un buen regalo para estas Navidades, con uno de estos cursos podéis quedar genial, de verdad. Y como “auto regalo”, mucho mejor.

;0)

Anuncios