Yo, me, mi, nosotras: llegó la niñez temprana

Y entonces llegaron ellas…

Recuerdo como hace tan solo un par de meses, mi pequeña princesa vivía en su pequeño mundo: ella, su familia, sus juguetes, sus dibujos…

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, cada acontecimiento de su vida sueña con compartirlo con ellas:

SUS AMIGAS

la amistad en la niñez temprana (3 - 6 años)

Ellas: Martina, Aitana, Janire, Laia, Carmen. Todas ellas, cada tarde, se nombran en casa más de un millón de veces: porque van a ir a hacer un picnic, porque vendrán a merendar, porque harán una fiesta del pijama…

De hecho, ante un “Emma, te quiero”, ella ahora contesta: “Mamá, pero a mis amigas también les quieres ¿verdad?”

Es emocionante descubrir como mi pequeña se abre al mundo. Un nuevo mundo que compartir con otras personitas de su edad. Sus compañeras de guardería son, ahora, su auténtica pasión.

Y es que así, sin darnos cuenta, hemos llegado a una nueva etapa . Un nuevo HITO del desarrollo:

La niñez temprana (de 3 a 6 años):

Si hasta ahora no parecía necesitar amigas era, simplemente, porque aún no estaba preparada para incluirlas en su mundo.

Llegados a esta edad (entre los 2-3 años), desde el punto de vista social, los niños han aprendido las habilidades sociales necesarias para jugar y trabajar con otros niños. Esa socialización sembrará las bases de su futura interacción con las personas. Con su actitud hacia el resto se irá formando su carácter, su forma de ser, su seguridad o timidez… De ahí la importancia de fomentar un entorno social apropiado. Aunque ellos mismos serán los responsables de elegir a sus amigos (ya son capaces de sentir más afinidad con unos que con otros) es importante facilitarles el ambiente en el que encontrarlos.

Descubren el género y se identifican con él. Emma es chica, sus amigas son chicas, y juegan a cosas de chicas, sólo con chicas. Todo se clasifica en cosas de niños y cosas de niñas. Y no se mezclan. Tan influenciables por lo que ven a su alrededor, es un momento crítico para luchar en contra de las actitudes sexistas no deseables.

Su relación con el entorno se manifiesta también por la gran afición al juego figurativo: ser papá o mamá, trabajar en la oficina, preparar la comida o enseñar a sus bebés en el colé porque es la profe, se convierte en una buena forma de explorar la realidad que les rodea.

Así que tendremos que ir pensando en preparar nuestro primer picnic de amigas.

¿Alguien se apunta?

;0)

Esther para Emma es una manzana

Anuncios

3 thoughts on “Yo, me, mi, nosotras: llegó la niñez temprana

Es tu turno ¿te apetece contarme algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s